Clínica Barragán | Cirugía estética-plástica en Madrid, especialistas en aumento de pecho

Liposucción

Los tratamientos de liposucción, con más de 30 años de vida, han sido el último gran avance en el campo de la cirugía plástica y de los tratamientos quirúrgicos para resolver los cúmulos de grasa localizados. Además, han demostrado ser útiles como coadyuvante en los tratamientos de obesidad generalizados.

La técnica es sencilla y supone pocos riesgos. Está indicada en hombres y mujeres de cualquier edad que tengan depósitos de grasa que les causen desproporciones corporales y que no se modifican con dietas o ejercicios. Consiste en destruir y aspirar parte del tejido graso que se dispone bajo la piel con una fina cánula que se introduce en el tejido adiposo a través de una incisión de un par de milímetros.

La lipoescultura o liposucción puede practicarse en brazos, abdomen, muslos, rodillas, entrepiernas, pantorrillas, tobillos, nalgas, caderas, torso y papada.

La anestesia es habitualmente local-regional, lo que permite al paciente estar despierto durante toda la operación y recuperarse rápidamente: el alta suele ser el mismo día.

El reposo en cama no es necesario y es muy aconsejable la actividad de rutina, porque ayuda a la pronta recuperación. Es imprescindible utilizar prendas compresivas o faja en el postoperatorio durante 2 ó 3 semanas. Después de la primera semana se puede realizar cualquier actividad física.

Liposucción ultrasónica

Utiliza instrumental específico que introduce en el tejido graso una cánula con un transductor ultrasónico incorporado, que provoca la destrucción del tejido graso, aspirado más tarde de forma convencional.